LACTACYD refuerza higiene íntima

Txt: Marlina López

Cada área de nuestro cuerpo cumple una función específica, y requiere cuidados precisos para preservar sus óptimas condiciones, incluyendo la llamada “zona íntima”.

La “zona íntima” que resguarda el área genital,  por no estar expuesta a veces no recibe el cuidado que necesita. En ocasiones por ignorancia y otras por descuido. Sin embargo, debes empezar por brindarle la limpieza adecuada.

En el caso de las exponentes del sexo femenino,  la limpieza de la zona genital debe realizarse con suficiente agua utilizando una solución de pH ácido como el ácido láctico combinado con lactosuero y prebióticos que ayudan a prevenir infecciones, incomodidades y protege el área genital durante el día a día.

Y atención, cuando hablamos de prebióticos,  no es lo mismo que el probiótico que contiene el yogurt.  Prebióticos son sustancias que nutren a un selecto grupo de bacterias benéficas – que se encuentran en la zona íntima- y que fortalecen las defensas naturales del área vulvo genital, evitando el crecimiento de bacterias perjudiciales que causan posibles olores, irritaciones y molestias.

Una de las zonas del cuerpo que mejor reacciona a los estímulos de los prebióticos es la zona íntima femenina, ya que estos ayudan a mantener el pH del área en sus niveles normales.

El pH es una medición que indica la acidez que tiene el cuerpo. La piel normalmente tiene un pH de 4.5 a 5.9 pero en el área genital el pH óptimo es 4.2, por ser más húmeda. La humedad favorece la proliferación de bacterias y el desarrollo de infecciones. Por esto  se debe mantener el área genital más ácida, para evitar que las bacterias causen molestias.

Nuevo tratamiento

Sanofi, empresa líder  en el cuidado de la salud, que descubre, desarrolla, y distribuye soluciones terapéuticas y desarrolló  para el cuidado genital LACTACYD®  un jabón íntimo, recientemente presentó su fórmula avanzada llamada  “Lactacyd Pro Bio” porque trabaja en favor de la vida.

LACTACYD® ha innovado una vez más y lanza Lactacyd Pro Bio une los beneficios del ácido láctico, el lactosuero y los prebióticos –nuevo ingrediente- todo para garantizar una protección por 24 horas.

El prebiótico contenido en LACTACYD® refuerza las defensas naturales de la zona íntima de la mujer,  que debe mantener un pH Ácido para evitar molestas infecciones vaginales que son la causa #1 de consultas ginecológicas

El ácido láctico es un componente natural de la piel que asegura la regulación de su acidez, impidiendo la proliferación bacterias perjudiciales. Por su parte, el lactosuero mantiene el efecto del ácido láctico por más tiempo, actuando como factor de hidratación y de recuperación de los tejidos.

Al combinar estos ingredientes con los prebióticos bioselectivo, se ayuda a prevenir la colonización oportunista de bacterias perjudiciales, prolongando el equilibrio del pH de la zona y manteniendo la sensación de protección por más tiempo.

Cuidado y atenciones

Actualmente la mujer tiene un ritmo de vida con extensas jornadas de trabajo, y un sin fin de actividades personales y laborales que le distraen de cuidar su salud. Jabones inadecuados, telas sintéticas en la ropa,  y algunas actividades pueden generar alteraciones en el pH del área genital, dejándola propensa a molestas infecciones vulvovaginales.

Es importante comprender que debido a lo particular de la anatomía femenina, la mujer tiene necesidades de higiene específicas que van desde hábitos correctos para el cuidado de su área genital hasta el uso de productos apropiados.

 No utilizar ropa apretada alrededor del área genital. Los pantalones apretados y la ropa interior sintética (de nylon por ejemplo) evitan que el área vulvovaginal tenga una buena ventilación y provocan calor y humedad favoreciendo el sobrecrecimiento bacteriano.

 Utilizar ropa interior de 100% algodón y/ o de fibras naturales.

 Evite el uso de jabones de barra ya que tienen un pH alcalino.

 Evitar el uso de desodorantes o sprays sobre el área genital; son innecesarios y alteran el ambiente natural vulvovaginal.

 No usar duchas vaginales, a menos que exista una indicación médica Las duchas podrían empujar bacterias profundamente dentro de la vagina, alterar su ecosistema natural o interferir con un embarazo.

 Tener buenos hábitos de limpieza. Siempre limpie de adelante hacia atrás; no es adecuado hacerlo al contrario, ya que puede introducir bacterias del ano a la vagina.

 Evitar el uso de papel higiénico con fragancia o que sea químicamente procesado.

 Debe realizar la limpieza en el área con movimientos circulares, evitando traer residuos anales hacia la parte anterior e incluyendo todos los pliegues. Secar con toallas de algodón limpias.

Si está en un clima caliente debe asearse de 1 a 3 veces al día. Si el clima es frío: una vez al día.

Related Posts

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: